A STAR IS BORN
Estudió teatro a los 13 años en Calibán de Norman Briski. En 1993, a los 17, protagonizó “Años Rebeldes” (“Anni Ribelli”) de la directora Rosalia Polizzi, que afirma que Leticia en Hollywood sería una estrella. Por esa película ganó un Cón
dor de Plata como Revelación y un premio como Mejor Actriz en Torino, Italia. Estando en el Festival de Venecia, la contrató Rossana Sergni, representante de Isabella Rosellini.


AMORES
En ese terreno, tenemos para divertirnos y para envidarla. A los 19 se fue a vivir con Germán 
Palacios, el Johnny Depp local. Después se casó 
con el empresario cinematográfico Pablo Bossi, su Carlo Ponti a lo Sofia Loren: él la contrató con un antiguo sistema de representación del cine argentino por el cual Leticia tenía exclusividad por tres años con la productora Patagonik. También estuvo con Alan Faena, un huracán de pasión y locura en su vida. “Ahora está con un actor de La Organización Negra, Alfredo Visciglio, que tiene la Wipe”, cuenta una amiga. Pero al hablar de amores, ella
 se ríe y pregunta “¿de qué más hablamos?”.


TEATRO
Estuvo en “Seis Personajes en Busca de Autor”, dirigida por Jorge Lavelli; en “Closer” con Leonardo Sbaraglia, Susú Pecoraro y Jorge Marrale, dirigidos por el renombrado Mick Gordon; y en “La Cola del Avión”, una obra escrita por ella y dirigida por Cristian Morales en la que se veía en escena un avión construido por el artista Emiliano Miliyo. ¿Influencias teatrales? El teatro del absurdo, sin dudas. Beckett, Ionesco, Pinter, Kopit. Todo lo que no tiene meta es absurdo. El hombre separado de su raíz espiritual metafísica está perdido, sus luchas pierden sentido. Ahí el teatro del absurdo puede ser de una belleza apasionante. Un Ionesco diría “Lloro tooooodo el tiempo, pero desde muy adentro, y por eso nadie puede ver cómo lloro. Georgi también llora todo el tiempo, los dos nos pasamos todo el día llorando, y entonces ¿qué hacemos? Guardamos nuestras lágrimas en la heladera, en la cubetera, hasta que se congelan ahí, las ponemos en nuestros tragos para que hagan ruido como cubitos de hielo en nuestros vasos.” Así sería un ser humano con la mirada de Ionesco, poesía.

TV
Hace tres años la vimos en una excelente producción de Pablo Bossi (sí, el mismo Bossi con quien estuvo casada): “Impostores”, serie en la que nuevamente trabajó con Leo Sbaraglia bajo la dirección del brillante Bruno Stagnaro. Ella y Leo interpretan a los jefes de una banda y Federico Luppi al capo de la mafia que los termina engañando a los dos jovencitos con su hijo, Martín Piroyansky.

CINE
También vimos a Leticia en “Tetro” de Francis Ford Coppola, en un perfecto y amable strip tease. La prensa local comentó el romance de la actriz y el director. Ella dice sobre él: “Es un gurú, un ser de otra dimensión. Agradezco haberlo conocido”. ¿Qué actuación te dejó marcas? “Cenizas del Paraíso”. Es notable, la hice a los 22 años y pasaba el 150% de la peli muerta. Me acuerdo de una escena en la que Leo Sbaraglia me mete en el baúl de un auto y lo cierra. En aquel momento le dije a Marce Piñeyro (el director) que tenía mucho miedo, lloraba como una nena, le pedía que se metiera en el auto. Marce me convenció de que apenas Leo se sentara en el auto él daría el corte. O sea que tenía que esperar un rato en ese agujero. Cuando hacen el corte, un asistente (que no voy a nombrar porque lo quiero mucho) dice, en chiste, que no abre la llave del baúl. Ese segundo, en el baúl oscuro con 22 supuestas puñaladas, me marcó: sufrí de vértigo creo que por un año más. Pero amo “Cenizas”,  es mi nena, Ana Muro es una hija.


MÚSICA
La sensual, provocadora, dulce, inteligente, rebelde y polémica rubia también sacó un disco, “Actriz”, que fue nominado a los MTV Latinos como Revelación. “Pero ganaron los chicos de Miranda!,” cuenta.


AHORA
Está a la espera del estreno de películas como “8 Tiros” de Bruno Hernández y “Todos Contentos” de Eduardo Milewicz. También está trabajando en un nuevo disco: ya tiene 11 temas y nos adelanta que “está buenísimo”. En mayo empieza a dar clases de teatro con su hermana Marisa y, en julio, un laboratorio teatral intensivo (para inscribirse o saber más: laboratorioteatral@lifechekka.com). Se la ve contenta, más entera, más mamá.


PIN PUN
¿Gimnasio?
Pilates.
¿Cremas?
Voy a Esbell, en Vidal y José Hernández.
Me cuida Naty. Y sí, también cremas.
¿Cirugía?
Siempre me gustó ser grande. Las marcas son batallas, glorias, cuentos de amor, de tristeza. Me gustan las mujeres crecidas, las nenas también: mis sobrinas son tótems emocionales. Igual soy coqueta, sé que lo heredé de algunas mujeres que interpreté.
O sea que sos vos.
Acertás. Gracias Mika.
¿La homosexualidad?
El último grito de la moda.
¿Qué perfume usás?
De hombre, Chanel Egoïste.
¿Football?
Cartas.
¿Amigas?
Alegría, la verdad. Ellas saben que son mi amor.
¿En qué creés?
Creo, ante todo. Tengo fe, humildad, pido serenidad, tolerancia. Creo en la familia, ser espiritual, lograr los sueños, estar abierto, alegre, feliz o no.
¿Cómo te ves?
Estudiando en la motorhome.




1 torera Milva Russo
2 capa y polainas Nev Tejidos, pantalón Benitez Emilse, zapatos Maglianojoyas en oro blanco, oro rosa, diamantes, rubíes, perlas y zafiros Homero
4 armadura Milva Russo, collar y anillo Blackmamba, brazalete y top Retro Boutique, chaleco y mini Benitez Emilse
5 joyas en oro blanco, oro rosa, diamantes, rubíes, perlas y zafiros Homero
6/7 vestidos Retro Boutique, tocados Endi Ruiz